La razón (de protocolos y laboratorios) y la sinrazón…

La razón (de protocolos y laboratorios) y la sinrazón que puede tener razón (la intuición) se necesitan mutuamente. ¿Cómo desarrollar la aptitud para reaccionar pertinentemente en una situación nueva? Existe un reconocimiento unánime de que el aspecto atlético (hasta hace poco denominado condicional) es de fundamental importancia para el rendimiento del futbolista moderno. Sin embargo, y en contradicción absoluta, existen voces de entrenadores y periodistas que pregonan la extinción de la preparación física en el futbol moderno como un signo inequívoco de su drástica transformación en una disciplina ‘cognitiva- científica’. Es decir, antes se aceptaba que el futbol se lucubraba en los altos circuitos cerebrales, pero se ejercitaba con los pies y por eso el lenguaje futbolero está lleno de metáforas referidas al ‘buen pie’. Sin embargo, un pie fatigado, dolorido, sin fuerza para extenderse en un ‘sprint’ y plantarse explosivamente en un cambio de ritmo deja de ser el esclavo obediente de un cerebro portentoso creativo…artístico. El futbol sin anticipación, sin la posibilidad de llegar primero a la pelota, es una maratón de 90′.

Pero no nos engañemos: la toma de decisión es importante, pero nuestro adversario también es futbolista, también tiene una veloz lectura del juego y, además, tiene el don de mover sus piernas tan rápido como nosotros. Un futbolista de alto rendimiento solo está en contacto con el balón entre el 1 y 2 % del tiempo total de un partido. Esto significa que el 98 % de un partido el jugador lo ‘corre’ sin balón, en una búsqueda desesperada por la posesión del mismo. Empero, aunque las carreras rápidas, los arranques explosivos, los saltos verticales para disputar pelotas de aire, los choques deseados y no deseados no fueran importantes -yo pienso que son sumamente importantes-, la preparación física es fundamental para la prevención de lesiones (oh, futbol moderno, enfermería multitudinaria) y no, como se usa en la actualidad, para la recuperación de lesiones producidas por la desatención del entrenamiento físico seco, duro, dirigido, necesario.

Por otra parte, los entrenadores de alto rendimiento deben evaluar las condiciones técnicas, tácticas y físicas de sus pupilos y decidirse por una fórmula de entrenamiento que responda a sus mejores posibilidades de desarrollo. Contextualizar para hacer un futbol a la medida de los mexicanos significa obrar teniendo en cuenta las características del lugar (altura, temperatura, humedad), de la gente (constitución), las rutinas motrices de la población, el tipo de futbol que se juega en la región, lo que el jugador piensa de su deporte, los lugares donde se entrena futbol y el futbol de la calle, que es la más auténtica y genuina expresión del futbol de un país.