Ventaja fisiológica de los equipos de altura

Ventaja fisiológica de los equipos de altura 

El entrenamiento en altura transcurre en un medio con una presión atmosférica disminuida, es decir con una presión parcial del oxígeno y una resistencia del aire menor. A partir de los 1600 m disminuye el rendimiento aeróbico y el organismo, como medida de defensa, realiza una serie de adaptaciones positivas que le permiten desempeñarse más exitosamente en un medio más exigente que a nivel del mar. Entre las principales tenemos:

• Aumento del volumen de glóbulos rojos por unidad de peso corporal.
• Mejora de la capacidad de los músculos que intervienen en el entrenamiento para “tolerar” el lactato.
• Modificación de la actividad enzimática especialmente de aquellas que intervienen en el metabolismo aeróbico.
• Aumento de la hemoglobina, componente de la sangre que transporta el oxígeno.
• Aumento de la mioglobina.
• Aumento de la capilarización de los músculos.
• Aumento de la densidad mitocondrial.
• Mejoramiento de la potencia aeróbica máxima (V02 máx.).

Todos estos parámetros biológicos también pueden mejorarse a través del entrenamiento, sin embargo, los equipos que entrenan a menos de 2000 m deberían compensar el estímulo que representa vivir en la altura con más horas de entrenamiento semanal. ¿Existe conciencia y disposición de dichos equipos para realizar este esfuerzo? Dejemos que ellos contesten.